La fascinante historia de la cafetera de cápsulas

Coronándose como uno de los mejores inventos en el mundo del café, la historia de la cafetera de cápsulas es algo que no puedes perderte. Estas fueron especialmente diseñadas para proporcionar a todos los aficionados un sabor potente y único, desde la comodidad de sus hogares.

¿Estás pensando en comprar la tuya? Si la respuesta es sí, lo mejor que puedes hacer es conocer más acerca de sus comienzos, descubriendo cada punto clave que convierte a estas cafeteras en las más buscadas.

¿Qué es una cafetera de cápsulas?

Funcionan del mismo modo que cualquier cafetera de expresos, combinando agua y calor para extraer las propiedades más importantes de los granos de café. Pero, cuentan con ingeniosos diseños que permiten el almacenamiento de cápsulas en su interior.

Cada cápsula de café se presenta como un pequeño envase de plástico o aluminio, con granos de alta calidad en su interior, además de unas pequeñas aberturas que permiten su filtración. Así, el agua es expedida hacia cada contenedor, extrayendo los aromas de ellos.

A lo largo de la historia de la cafetera de cápsulas se han puesto a prueba diferentes procesos, buscando los resultados más eficaces y ecológicos. Perfeccionando cada vez más su forma de uso al implementar nuevas tecnologías.

Una interesante creación

Luego de la invención de la primera máquina de expreso en el siglo XX, la forma en la que se consumía café sufrió un cambio realmente grande. Así, desde esa fecha, se dio paso a la creación de diferentes artefactos destinados a su producción, además de compañías especializadas en ello.

Uno de los resultados más amados de los avances tecnológicos es, en realidad, la cafetera de cápsulas, revolucionando la industria desde su llegada. Todo gracias a la posibilidad de proporcionar a cada individuo una taza de café digna de los mejores restaurantes, pero en la comodidad de sus hogares.

La verdadera historia de la cafetera de cápsulas

Hablar acerca de su historia sin mencionar la reconocida marca Nestlé resulta imposible, pues fue allí donde se desarrolló la idea.

Con la arrolladora revolución de las máquinas de expreso, el año 1970 se posicionaba como uno de los más prometedores para los amantes del café. Ofreciendo a cada individuo una bebida de óptima calidad y en poco tiempo.

Aun así, este invento carecía de versatilidad, por lo que se limitaba a un café con esencia típica. Su proceso de producción evitaba obtener todas las propiedades contenidas en los granos, por lo que el sabor era fuerte, pero no se aprovechaba al máximo.

Es entonces cuando el ingeniero suizo Eric Favre decide reinventar las cafeteras, creando una especial para obtener mejores resultados. Iniciando con las debidas investigaciones, viajando a Italia y observando de cerca la preparación de los mejores café gourmet de la zona.

Así, en el año 1975 ingresa en Nestlé ubicado en Suiza, dando inicio a los que conocería en un futuro como la historia de la cafetera de cápsulas.

Distintas renovaciones

Tomando en cuenta diferentes procesos, Favre creó una máquina capaz de contener en su interior granos de café de alta calidad. Este podía ser llevado a un estado líquido, al hacer pasar ráfagas de agua caliente por sus filtros, extrayendo completamente todas sus propiedades.

Así, luego de pequeñas reestructuraciones se logró obtener una máquina capaz de brindar un café libre de residuos y con el doble de sabor. Conoce un par de los cambios más importantes:

Creación de Nespresso

Logrando consolidar su creación, Favre realiza un contrato con Nestlé para iniciar su comercialización, dando vida a las máquinas Nespresso.

Esto catapultó a las cafeteras de cápsulas a una fama masiva, revolucionando el mercado en los años 80’s donde cientos de clientes comenzaron a amar sus cafés.

Incorporación de aromas

En la década de los noventa, estas cafeteras realizan un salto más innovador, al incorporar diferentes aromas para cada presentación. Así, se reinventó completamente la forma en la que se consumía el café, conectando con diferentes paladares.

Cápsulas económicas

Luego de varios años, Favre decide independizarse de Nestlé y crear su propia empresa, produciendo cápsulas de café de polipropileno en lugar de aluminio.

Estas resultaron ser más amigable con el ambiente y la economía, convirtiéndose en un éxito total y continuando con la historia de la cafetera de cápsulas hasta la actualidad.

1 comentario en «La fascinante historia de la cafetera de cápsulas»

Deja un comentario